Sistema linfático: plantas medicinales para curar problemas linfáticos

0
18

El sistema linfático lo componen un conjunto de vasos que discurren paralelos a los sanguíneos y cuya misión es transportar los fluidos inter e intrace­lulares de vuelta al torrente sanguíneo.

En este sistema de transporte, que a simple vista puede parecer un mecanis­mo pasivo, radica, sin embargo, una función vital, porque este drenaje de las células, tejidos y órganos del cuerpo hu­mano es la base de los mecanismos de depuración de éste. Por tanto, es vital para el funcionamiento del organismo que la circulación linfática fluya adecua­damente, aspecto que deberá tenerse en cuenta cuando se considere el organis­mo desde una perspectiva integral.

curar sistema linfático plantas

Una segunda función de este siste­ma se lleva a cabo en las glándulas linfá­ticas, ya que en ellas tiene lugar parcial­mente la actividad antimicrobiana del organismo. En aquellas zonas del organismo en las que haya glándulas linfáticas pue­den aparecer glándulas inflamadas, sien­do las áreas más comunes la garganta, debajo del brazo, los senos y la parte superior de las piernas, la ingle.

Plantas de acción depurativa sobre la circulación linfática son: amor de hortelano, equinácea, hidrastis, caléndula y hierba carmín, y pueden emplearse siempre que se requiera un agente de tal naturaleza.


En los casos en los que haya indicios de algún trastorno linfático, conviene seguir una dieta depurativa, siendo la más indicada una a base de fruta. En tal caso es necesario liberar al sistema linfático de alimentos inadecuados, es decir, suprimir o reducir al mínimo la ingestión de los siguientes alimentos:

  • Carnes rojas.
  • Alimentos fritos o con alto contenido en grasas.
  • Queso, mantequilla, nata, leche.
  • Vinagre y encurtidos.
  • Alcohol.
  • Azúcar y productos azucarados.
  • Aditivos artificiales, conservantes, colorantes, edulcorantes.

Evitar el consumo de estos alimentos puede ser de gran ayuda para el organismo, pero para que se produzca una verdadera depuración, se debe seguir una dieta a base de los alimentos adecuados. La clave consistirá en una dieta a base de frutas y verduras. Para una depuración completa, se recomienda ha­cer un régimen a base de fruta durante tres o cuatro días y luego ir introdu­ciendo poco a poco otros alimentos.

A continuación, presentamos una lista de los alimentos más recomendados:

  • La fruta fresca, especialmente naranjas, uvas y manzanas.
  • Verduras  frescas.
  • Carne blanca o pescado blanco, si se quiere.

En cualquier caso, siempre que se desee comenzar una dieta depurativa de este tipo, consulte con un especialista. No se deben seguir de ningún modo dietas tan estrictas durante el embarazo.

La siguiente mezcla de hierbas es muy beneficiosa en cualquier trastorno del sistema linfático:

  • Equinácea       2 partes
  • Amor de hortelano 1 parte
  • Hidrastis         1 parte
  • Hierba carmín 1 parte

Tomar tres veces al día.

Esta preparación también puede usarse para tratar otro tipo de afec­ciones, en las que se crea que existe algún indicio de implicación del sistema linfático.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here