Tratamiento del eccema y la dermatitis de forma natural sin medicamentos

0
23

ECCEMA Y DERMATITIS son términos que hacen referencia a una variedad de trastornos de la piel, que se muestra enroje­cida, con escamas, prurito, y finalmente a­parecen ampollas, llagas y costras. En la ur­ticaria hay quemazón y prurito, y ampollas blancas, pústulas rojas o pequeños forúnculos.

A veces también pueden aparecer gran­des magulladuras rojas. La costra láctea de los bebés consiste en una costra gruesa y amarillenta que aparece en el cuero cabe­lludo, observándose además, con frecuen­cia, descamaciones detrás de las orejas.

Tratamiento del eccema terapia natural

El eccema atópico (crónico) está aso­ciado a alergias heredadas, especialmente a los productos lácteos o al gluten. La derma­titis de contacto es una hipersensibilidad a un irritante (detergentes, cosméticos, polvo o lana). La reacción puede aparecer algún tiempo después del contacto inicial, o bien repentinamente ante una sustancia hasta entonces inocua.

DIETA

La falta de ácidos grasos en la dieta se ha asociado al eccema atópico, y también una carencia de ácido pantoténico (vitamina B5) a tendencias alérgicas. Se recomienda el consumo de vitaminas C y B, y el aceite de prímula. En algunos casos, es necesario con­sultar a un alergólogo.

OTRAS MEDIDAS

En las dermatitis de contacto, intente aislar al alérgeno por eliminación. Tanto en el ec­cema atópico como en la dermatitis de con­tacto se deben reducir el estrés y la ansiedad.

ADVERTENCIA


Incluso los aceites esenciales suaves, como el de manzanilla, pueden causar una reacción alérgica en algunas personas, sobre todo en los niños.
Siempre hay que realizar un test epicutáneo antes de aplicar cualquier aceite.

En ciertos casos es necesario experimentar con diferentes aceites esenciales y tipos de tratamiento, debido a la naturaleza individual del problema.

APLICACIONES

Aunque el aceite puro de espliego y el de árbol del té pueden ser efica­ces, son más indicadas para los estados alérgicos disoluciones muy bajas, al 1 por ciento o menos.

Aplique una compresa fría calmante, impregnada con agua de rosas o manzanilla o de espliego a la que se le han añadido 1 a 2 gotas de los siguientes aceites: para el eccema exudatorio, pachuli o mirra; para el eccema escamoso, rosa o melisa; para el inflamado, manzanilla o milenrama; para el infectado, árbol del té o espliego. Repita siempre que sea necesario.

Si la piel tolera cremas o aceites lige­ros, prepare la siguiente mezcla sua­ve: 25 ml de crema o aceite de caléndula o de prímula con 5 o 6 gotas de manzanilla, espliego y rosa (o melisa). Aplique la mezcla a la zona afectada dos veces al día.

Como medida antiséptica general, añada al agua del baño unas cuantas gotas de un aceite recomendado. Un puña­do de polvos de gaseosa en el agua ayuda a aliviar el picor.

Trate el eccema del cuero cabelludo y la costra láctea con 2 a 6 gotas (se­gún la edad) de aceite de espliego o de ár­bol del té mezclado con 15 ml de aceite de oliva templado.

Frote suavemente en el cuero cabelludo, déjelo 5 a 10 minutos, y luego lave el pelo. Evite que entre en los ojos al aclarar. Repita a diario al principio, luego use un champú de espliego o de árbol del té regularmente para evitar la recurrencia.

ACEITES DE AROMATERAPIA

Manzanilla, árbol del té, milenrama, rosa, melisa, espliego, mirra, pachulí,benjuí, semillas de zanahoria, cedro, baya de enebro de Virginia, neroli, bergamota, pelargonio.

NOTAS CLÍNICAS

Los estudios clínicos y los historiales de casos han demostrado que el aceite de árbol del te, el aceite de manzanilla y el aceite de rosas son muy eficaces para las diversas formas de dermatitis y eccema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here