¿Por qué seguir una dieta vegetariana?

¿Por qué seguir una dieta vegetariana?

La dieta vegetariana nos ayuda a mantener un estilo de alimentación saludable, se debe de seguir una dieta balanceada que aporten la cantidad de proteínas y nutrientes que no sean de origen animal, es decir una buena dieta vegetariana nos restringe el consumo de carnes, lácteos, huevos dentro de la dieta vegetariana.

La dieta lacto-ovo-vegetariana es menos estricta y se puede introducir la leche y huevos dentro de la dieta ambos ricos en vitamina B12.

¿Por qué seguir una dieta vegetariana?

Las proteínas usualmente se encuentran en las carnes blancas y rojas, éstas se pueden reemplazar en alimentos vegetales como en los frutos y semillas secas.

Los aceites vegetales con alto contenido de omega3, son muy benéficos para la salud y se pueden encontrar en diferentes aceites de oliva, linaza, ajonjolí y el sacha inchi.

El simplificar nuestro alimento en cantidades balanceadas y saber su real valor nutritivo nos puede ayudar a perder peso y evitar la obesidad.

El ser vegetariano nos controla el exceso de toxinas que ingresan a los tejidos, evitando las enfermedades degenerativas.

Evita la gota y la producción de ácido úrico suelen elevarse en personas que consumen sobre todo las carnes oscuras o rojas.

La dieta vegetariana es ideal para personas con las siguientes enfermedades o problemas de salud:

  • Los pacientes con hipertensión alta y problemas cardiovasculares.
  • Los personas que están llevando un tratamiento contra el cáncer.
  • Es ideal para ayudar a perder peso a personas con obesidad.
  • Cuando se ha tenido un infarto o desea evitarlo.
  • Es ideal para pacientes diabéticos.
  • Se puede seguir en casos de pacientes con gota o artritis.

¿Cuáles son los alimentos vegetarianos más importantes?

Los alimentos vegetarianos que resaltan por su alto valor nutritivo son:

  • Los cereales,
  • Los granos enteros y semillas.
  • Las legumbres.
  • La carne y leche a base de soya.
  • La levadura de cerveza.

Dieta vegetariana:

  • En el desayuno puede tomar un vaso de leche de soya o de jugos de fruta acompañado con un pan integral o cereales.
  • En el almuerzo las menestras y los cereales con gran cantidad de ensaladas crudas o cocidas aliñadas con aceite de oliva.
  • En la cena se puede servir una sopa o crema acompañado con pastas o arroz integral, si gusta entre las comidas puede comer una fruta de estación.

 


Comparte este artículo