Consejos para mantener el busto firme sin cirugías

Consejos para mantener el busto firme sin cirugías

Es muy femenino lucir unos pechos firmes en nuestra silueta, pero suele pasar que con el paso de los años los músculos caen, la mala postura, la lactancia y el perder peso rápidamente, son factores que dañan al busto y haciéndole perder volumen y firmeza, para este problema, existen las siguientes alternativas.

La terapia de filtración: Consiste en hacer una filtración al músculo para que la piel se reafirme, se realizan tres sesiones que se llevarán luego de 10 días de intervalo, los resultados son muy efectivos pues el busto vuelve a su sitio y se debe repetir luego de 6 a 10 meses según vea que lo necesite.

Mantener una buena postura: El cuidar la espalada tiene efectos dramáticos en lucir unos lindos senos, ya que se apoyan sobre el tórax, siempre mantenga la postura de espalda recta y relajada. Se puede ayudar con ejercicios que ayuden a una buena postura, siéntese con la espalda recta y extienda los brazos y estire, comience a hacer círculos con los brazos, hacia adelante, hacia arriba y hacia atrás, puede ayudarse con pequeñas pesas de un kilo en cada mano.

Cremas en el busto: Utilice cremas para mantener la piel del busto exfoliado y nutrido por las noches y humectado por las mañanas.


Ducha con chorro de agua fría: Al ducharse por las mañanas, aplique chorro a presión  de agua fría en los senos, con la misma presión del agua brinde suaves masajes por unos cinco minutos diariamente.

Elija un buen sujetador: A la hora de realizar deporte y ejercicios de impacto, se debe elegir un buen sujetador que evite el rebote de los senos, este debe sostener los pechos sin comprimirlos, entre los sujetadores más preferidos en el mercado están los que tienen la tecnología EVERLAST que son más prácticos no tiene broches ni tirantes y no dejan marca como el de la marca “Genie Bra” que se venden por la net.


Para un buen brasiere: Evite los pechos de aro evitan una buena circulación y transpiración del tejido, es mejor preferir uno de fibra de algodón. Recuerde que un brasiere dura como máximo seis meses y luego tiene que ser reemplazado.


Comparte este artículo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *