El cuidado diario del rostro

La piel comienza a sufrir los primeros cambios con el transcurso de los años, cuando llegamos a los  treinta años de edad, el clima, el exceso de exposición al sol sin protección, la contaminación y el maquillaje son factores que constantemente desgastan nuestra piel, por esta razón  debemos tomar los  cuidados que nuestra piel requiere, se trata de organizar y escoger un buen producto y marca para devolverle su brillo natural.

Por las mañanas debemos de realizar su limpieza con una crema limpiadora especial para su tipo de cutis, dejando actuar por unos minutos, luego se procede a eliminar el producto con toallas de algodón y las impurezas de los tejidos de la piel,  se tonifica con una loción astringente, luego puede hidratarla con masajes suaves, finalmente se aplica el protector solar. Luego puede proceder a maquillarse.


Por las noches nuevamente se realizará, una limpieza más profunda, (exfoliación), luego se procede a tonificar y en las noches ya no aplique la crema hidratante, ahora debe aplicar la crema nutritiva, se coloca con suaves masajes siempre en forma circular hacia arriba del rostro antes de irse a dormir.

Recuerde cuidar su cutis bien desde temprana edad, debemos de darnos el tiempo de elegir el producto ideal para nuestro tipo de cutis sea graso, seco o mixto.


Comparte este artículo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *