El llanto del bebé

Cuando escuchamos a nuestro bebé llorar nos preocupamos para ver la causa y hacer algo para detener el llanto, debemos tener en cuenta que los bebés lloran porque no pueden hablar y como bebé necesita expresarse a través del llanto.

En algunos casos cuando lloran tratan de comunicarnos alguna insatisfacción o algo que siente,  usualmente los bebés lloran varias semanas después de su nacimiento, con el paso de los días el llanto  disminuye.

Causas:

  • Enfermedades: Se presentan varios factores como el aumento de la temperatura, alguna irritación en la piel, sudoración, dificultad al respirar, en algunos casos el niño llora por los síntomas que siente ocasionados por algún otro factor patológico.
  • Dolor: Cuando siente dolor el bebé puede manifestar gritos agudos y suelen durar mucho tiempo, si es muy constante y seguido debemos de llevarlo inmediatamente al pediatra.
  • Hambre: Los bebés recién nacidos suelen tener mucho apetito y lloran porque se sienten hambrientos el cuerpo les pide la leche materna para entrar en calor y tener vitalidad.
  • Cambios de temperatura: Los bebés suelen sentirse intranquilos cuando sienten el contacto del frío o del calor, se tratará de tenerlo a temperatura media, en algunos casos el exceso de abrigo al dormir lo hacen despertar porque suelen sudar y sentirse fatigados por el calor, y así mismo cuando mojan sus pañales por las noches y sienten frío en la parte inferior de su cuerpo.
  • Sonidos Fuertes:Cuando un bebé siente ruidos perturbadores suele asustarse y llorar, necesita saber que todo esta bien y por esta razón piden llorando la presencia de la madre para sentir que el sonido extraño que escucho no puede causarle daño alguno.
  • Soledad: Los bebés suelen sentirse conectados con la madre pues fueron alrededor de 8 y 9 meses que estuvieron unidos, al independizarse es normal que por las noches necesite sentir el calor de la madre y llore pidiendo su presencia hasta que se habitúe en el transcurso de los meses.

Detener su llanto:

  • Debe atender su llanto rápidamente y tratar de detenerlo efectivamente para que no se le haga costumbre de usar el llanto como un arma de control.
  • Los masajes en la espalda en  los pies, y el hablarle en un tono suave pueden ayudarle a detener su llanto.
  • Puede distraerlo con una sonaja o puede hacer que escuche sonidos relajantes para que se concentre en el sonido.
  • Pruebe con un chupete para calmar su llanto y sobre todo cuando están en proceso de salir sus primeros dientes.

Recuerde mostrarse serena y con mucha paciencia, pero no confiada pues no todos los llantos pueden significar solo comunicación en algunos casos pueden ser problemas en su salud y como mamá se debe de mantener alerta y con tolerancia hacia el llanto de su bebé.