La importancia de leer cuentos a los niños

Muchas personas no imaginan que los cuentos y las historias  juegan un rol bastante importante en el desarrollo mental, cognitivo y emocional de los niños. Los libros y sus personajes pueden ser tan influyentes en los niños, que estos muchas veces los llegan a considerar como verdaderos amigos.

Por otro lado, los niños a los que se les leen cuentos con frecuencia, suelen mostrar mayores avances cognitivos y otras características como la curiosidad mas desarrollada y el ingenio más agudo, en comparación con los niños a los que se les lee menos.

La importancia de leer cuentos a los niños

Los niños que oyen cuentos con frecuencia también suelen tener mayores niveles de confianza y manejan mejor las emociones, además de poseer un vocabulario más amplio que los niños a los que se les lee con menor frecuencia.

Por otro lado, el tiempo que los padres dedican a leer cuentos a sus niños, es tiempo valioso que crea un nexo entre ambas partes, reforzando los vínculos y generando un ambiente distendido de diversión familiar.

El ambiente de lectura es de suma importancia para recrear el escenario ideal donde se relatarán historias llenas de amor, ternura, valentía y fortaleza. Una habitación decorada con libreros de madera por ejemplo, es perfecta para estimular el interés del niño por los cuentos y relatos fascinantes, a la par de su innegable estética.

A continuación enumeramos algunos de los beneficios de leer cuentos a los niños:

1. Seguridad y autoestima

Los niños acostumbrados a oír cuentos e historias, suelen demostrar niveles altos de seguridad y autoestima en sus primeros años en la escuela.

Los cuentos suelen exponer a la imaginación del niño, a situaciones desafiantes en las que el valor y la decisión, juegan un papel importante a la hora de resolver problemas, dejándoles un mensaje edificante y positivo.

2. Aprendizaje y vocabulario

Los cuentos son una magnífica forma de aportar nuevas ideas y palabras que el niño puede emplear en el día a día. Es importante que los padres aprendan a reconocer el tipo de cuentos y relatos que un niño prefiere, pues algunos niños disfrutan las historias llenas de ternura, mientras que otros por ejemplo demuestran preferencia por las aventuras.

Durante la lectura de un cuento, es común que el niño pida explicaciones sobre alguna palabra que no conoce o sobre alguna situación que no entiende bien. Este es un momento perfecto para que los padres puedan aportar sus opiniones y puntos de vista y le pregunten al niño que haría el en tal o cual situación si el fuera el protagonista.

3. Relajación y mejor sueño

Para los niños nada es mas tranquilizante y relajante que oír la voz de sus padres. Esa es la razón por la que los pequeños duermen mejor luego de oír un cuento. Se ha demostrado que los niños particularmente inquietos, se sosiegan y duermen mejor luego de oír historias relatadas por sus padres o hermanos mayores.

4. Manejo de emociones

Los cuentos con poderosas situaciones emocionales, pueden ayudarles a los niños a manejar mejor sus propias emociones. En muchas ocasiones entenderán que hay otros niños que experimentan lo mismo que ellos y que por ende no están solos.

Gracias a esto, los niños sabrán que ciertas emociones son normales, que no hay que avergonzarse por ellas y que esta bien compartirlas con los demás.

5. Imaginación

Los cuentos ayudan a desarrollar la imaginación de los pequeños al aportar nuevas ideas y situaciones a su mundo. Los cuentos con escenarios fantásticos en mundos increíbles y con personajes originales, logran desarrollar poderosamente la imaginación de los niños quienes no demorarán mucho en elaborar sus propias historias fantásticas inspiradas en los libros que se les lee.