Los ejercicos de Kepler para tonificar la vulva

El mantener una vulva tonificada a base de ejercicios lo ayudaran a evitarse problemas de salud como la incontinencia urinaria.

En la menopausia las hormonas bajas desequilibran nuestros tejidos causando la flacidez en la vulva, estos pueden ser tratados solo quirúrgicamente en el futuro, para evitarlo debemos de realizar ejercicios de Kepler diariamente para mantener los músculos de la vagina firmes evitando:

  • La caída de la vejiga a consecuencias del parto o algún accidente o sobre-esfuerzo causando la incontinencia urinaria al reír, toser o estornudar.
  • La flacidez vaginal ocasionan el tener relaciones sexuales sin satisfacción.
  • Infecciones urinarias y vaginales por no vaciar correctamente la vejiga o falta del control de las paredes vaginales.

Evalué su control al miccionar, comience orinando con las piernas separadas sentada y vacié y detenga varias veces la orina para ver la capacidad de control que aún tiene.

Acuéstese en una superficie plana hacia arriba e  introduzca un dedo media al fondo de la vagina, apriete o contraiga los músculos vaginales 10 veces rápidamente contando y luego descanse 5 segundos acto seguido siga apretando hasta llegar a hacer 5 series seguidas, si al contraer los músculos de la vagina no aprietan su dedo entonces coloque dos dedos en indice y el medio y continué con sus ejercicios.


Otro tipo de ejercicio de resistencia es contraer la vagina aplicando presión hacia lo más adentro posible  mantenerse y resistir por 10 segundos , luego soltar  tres veces seguidas durante el día.

Cuando se acostumbre y vea que los ejercicios vaginales han hecho efecto, podrá sentir que los  músculos vaginales se contraen fácilmente y rozan, es donde evitará usar el dedo y podrá contraer la vagina sola.

Puede comenzar por contraer y soltar la vagina sin los dedos ni las piernas separadas, puede comenzar a hacerlo durante el día en cada momento, mientras esta sentada, viendo Tv, leyendo, haciendo deporte, es cuestión de ser constantes.


Comparte este artículo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *