¿Qué hacer cuando los niños sienten terrores o miedos nocturnos al irse a dormir a la cama?

¿Qué hacer cuando los niños sienten terrores o miedos nocturnos al irse a dormir a la cama?

Los niños queman muchas energías durante todo el día y se la pasan explorando y conociendo su mundo, pero al llegar la noche no existe nada más reparador y reconfortante que un buen descanso, lamentablemente para muchos de ellos esto no es posible porque se les presentan los “terrores o miedos nocturnos” que se presentan durante la infancia, este temor puede llegar a convertirse hasta en fobia si no se sabe como guiar y manejar la conducta del niño (hasta menores de 10 años) , y se convierte en un verdadero reto para los padres los cuales deberán actuar en forma rápida y asertiva para que sus hijos obtengan un descanso completo durante la noche.

Algunos factores que pueden contribuir a la aparición de los miedos nocturnos:

Las pesadillas pueden llegar a ser traumáticas para el niño y causarle ansiedad ya que lo asocia que esto ocurrió mientras estaba en la cama.

Los miedos internos que se expresan en la imaginación pueden producir un mundo de fantasías para el niño.

Algunas vivencias traumáticas en la que el niño haya sido expuestos como algunos problemas, gritos, discusiones, separación de los padres o amenazas.

El estrés infantil también puede causar trastornos de sueño.

El dormir con el estómago muy lleno o con las manos en el pecho.

Causas:

El niño entra en un estado de ansiedad que lo hace llorar y gritar fuertemente hasta desahogar su temor.

El miedo hace que el niño moje la cama.

Al no sentirse protegido puede llegar a hacer muchas pataletas hasta que hagan caso, manipulando con el llanto a los padres.

Algunos menores más nerviosos presentan estados de taquicardia.

La sudoración excesiva que causa la agitación de los nervios.


¿Qué deben hacer los padres responsables?

Evite que los niños vean películas de contenido violento o de terror ya que pueden llegar influir en la calidad del sueño durante la noche.

“No apagues la luz” cuando los niños temen a la oscuridad se debe explicarle que no hay nada malo en la oscuridad y dejar la puerta entre abierta o con una lampara con luz baja.

Antes de ir a la cama se le puede leer un cuento para relajarlo o escuchar música de relajación.

 Si el niño sale de la cama en búsqueda de los padres, se le deberá acostar inmediatamente una y otras vez hasta que se canse.

Tener mucha constancia y paciencia al recostar al niño e ignorar cualquier llanto, grito o pataleta.

¿Cómo actuar durante la crisis nocturna?

Los niños tienen la costumbre de dominar la conducta de los padres con el llanto, por ejemplo si el niño pidde que le enciendan la luz, se le deberá evitar hacerle caso y encenderla, pero si se puede ingresar al dormitorio y hablarle en la oscuridad serenamente y explicarle que no tiene nada que temer a la oscuridad hasta que se calme.

Los padres tienen el deber de orientar y mostrarse seguros y asertivos de como afrontar antes y durante cualquier episodio de terror nocturno.

La mama o el papa puede permanecer en el dormitorio ignorando y sin hacer contacto visual con el niño hasta esperar que se duerma.

Aquí una guía de supernany que utilizando su técnica de permanecer constante y serena, logro que su niño se durmiera en solo 25 minutos, algo que antes ni en sueños podría haber logrado.

 


Comparte este artículo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *