Como saber si un respirador 3M 1860 es original o falsificado

En esta época de pandemia, la demanda de respiradores certificados se ha disparado de manera impresionante. Veamos el caso de los respiradores N95 de 3M, sencillamente son casi imposibles de encontrar en cualquier lugar del mundo, incluso en USA es muy difícil hallarlos.

Lamentablemente, personas inescrupulosas se aprovechan de esto y están inundando los mercados con respiradores 3M 1860 falsificados (y otros modelos también). Estos respiradores 1860 de 3M se están falsificando en todo el mundo, pero principalmente en países asiáticos, por ejemplo China.

Las falsificaciones son cada vez más elaboradas y en algunos casos, cuesta algo de tiempo identificar los detalles para caer en la cuenta que estamos frente a una falsificación. Afortunadamente, no existe la falsificación perfecta.

Los respiradores 3M 1860 verdes son bastante requeridos por el personal de salud por el grado de protección que brindan. Los N95 de 3M certificados por NIOSH filtran hasta un 95% (de ahí la denominación) de partículas de hasta 0.3 micras, un tamaño dentro del rango de algunos virus incluyendo el COVID-19 (aunque este puede tener un diámetro menor según algunos estudios: 0.12 micras).

Los 1860 de 3M además de la capacidad de filtrar partículas de 0.3 micras, tienen resistencia a fluidos a presión, esto ya que al estar orientados al sector médico, pueden estar expuestos a fluidos corporales como por ejemplo sangre arterial, la cual puede salir disparada con relativa fuerza.

Es bastante triste constatar que están circulando respiradores de grado médico falsificados. Todos sabemos las consecuencias funestas que esto puede traer para el personal sanitario, que creyéndose a salvo con estos equipos de protección, ingresan a salas COVID y UCI con la lamentable consecuencia de quedar contagiados.

3M desbordado por la demanda

3M ha anunciado que a pesar de haber duplicado su producción de respiradores este año, actualmente no tiene la capacidad de cubrir la demanda mundial de estos, los cuales son empleados por personal sanitario como paramédicos, enfermeras, médicos, personal de laboratorio, odontólogos, etc.

Esto ha llevado incluso a 3M (y al creador de las mascarillas N95) ha pensar en formas de reutilizar estos respiradores de forma segura y teniendo en cuenta que el Coronavirus puede vivir en superficies como las de estos respiradores, por periodos de hasta 72 horas.


Reconociendo un 3M 1860 verdadero de uno falso

Es imprescindible que aprendamos a reconocer un respirador 1860 de 3M y defendernos de los falsificadores. Nuestra vida podría, literalmente depender de ello. Estos son los detalles en los que nos debemos fijar:

  • El número de lote impreso en el respirador debe ser igual al número de lote de la caja (si la tenemos a la mano)
  • La impresión de las letras en un respirador 3M 1860 original es una impresión clara y bien definida: El texto está bien alineado y se pueden leer todas las palabras y números. En una copia o falsificación hay errores en la palabras (por ejemplo “bax” en vez de “box”) o el texto esta mal alineado e impreso de forma borrosa y deficiente.
  • Los elásticos en un respirador 1860 terminan con hilos pequeños y escasos en sus extremos. En el caso de las falsificaciones, terminan con hilos largos y abundantes, son extremos deshilachados.
  • Todos los respiradores de 3M tienen una textura algo acartonada y rígida, lo que permite que al usarlos en la cara, mantengan su forma de copa. Los respiradores de 3M falsos son menos rígidos y se deforman fácilmente. Una vez en la cara, se arrugan y pierden su forma de copa.
  • Los respiradores 3M originales tienen un marco plastificado a un par de milímetros del contorno. Es un material plástico que le da rigidez y forma el marco. Es resistente y fino. Pero en las falsificaciones, este marco es grueso e irregular.
  • Por la parte interna, el marco arriba mencionado se ve como una linea que rodea el borde a unos milímetros, en color verde turquesa, y es realmente fina y delgada.  En el caso de las imitaciones, esta línea es mas gruesa, irregular y distorsionada.

A continuación presentamos un vídeo en donde se pueden apreciar estos detalles:

Nuestra recomendación final es que traten de comprar los respiradores N95 3M 1860 de fuentes confiables. Como decíamos al comienzo de este artículo, en estos momentos el fabricante reconoce que no se da abasto para cubrir la tremenda demanda mundial producto de la pandemia por COVID-19.

Esto significa que es muy poco probable que encontremos respiradores originales y debemos estar muy atentos con las ventas en redes sociales, que son los principales medios empleados por los comerciantes inescrupulosos para vender estas falsificaciones que ponen en riesgo la vida de muchas personas.


Comparte este artículo