Pinza urinaria: Solución para la incontinencia urinaria.

Según las estadísticas a nivel mundial, 1 de cada 4 hombres que pasan los 40 años de edad sufrirá de incontinencia urinaria en algún momento de su vida. De hecho, el aumento de la esperanza de vida tanto en hombres como en mujeres ha hecho que la incontinencia urinaria sea considerada ya como un problema de salud pública.

Aunque muchas personas consideran que cierto grado de incontinencia urinaria es aceptable, y hasta normal, lo cierto es que no lo es.

Para complicar un poco más las cosas, existe muy poca información pública sobre el tema, pues aun hasta nuestros días sigue siendo considerado como un tema incómodo que es preferible evitar.

Curiosamente, existen muchas soluciones y tratamientos para lidiar con el problema de la incontinencia urinaria pero a pesar de la facilidad de obtener la información en estos días, muchas personas no saben que es un problema que se puede controlar de forma sencilla.

Pinza urinaria: Solución para la incontinencia urinaria.

Pinza urinaria: cómoda y eficaz

Una Pinza urinaria es un dispositivo médico que detienen el flujo de orina, al ejercer una presión leve sobre la uretra peneana. Las pinzas urinarias son sumamente eficaces al controlar los escapes involuntarios como por ejemplo aquellos que se generan por actividades como levantar objetos, toser o hacer algún esfuerzo. También son útiles para la incontinencia asociada con enfermedades de la próstata y urinarios.

Por que usar pinzas urinarias

Son dispositivos seguros y no invasivos.- No son complicados de colocar y con los materiales de ultima generación, no generan molestia ni implican riesgos.

No se necesita asistencia.- Las pinzas urinarias pueden ser colocadas por el mismo paciente de forma rápida y sencilla, sin la necesidad de ayuda de terceros.

Devuelven la auto-confianza.- Los hombres con incontinencia urinaria suelen tener temor a realizar esfuerzo e incluso practicar deportes, esto afecta su vida diaria generándoles inseguridad. Las pinzas urinarias ayudan a recuperar esa confianza.

Mejoran la calidad de vida.- Al evitar que quienes padecen de incontinencia urinaria estén pensando en su problema de forma permanente, las pinzas urinarias mejoran la calidad de vida de los pacientes logrando que se enfoquen en otras actividades de su vida diaria.

Higiene.- Al no estar en contacto con la orina, esos dispositivos pueden emplearse sin ningún problema durante varias horas.

Evita las secuelas de la IU.- Entre las secuelas de la incontinencia urinaria están la irritación de la piel y las escaras. Las pinzas urinarias evitan estas secuelas y otras como el mal olor típico de la acumulación de orina en las prendas o piel.

Adaptables y cómodas.- Son pinzas ergonómicas que se adaptan a la anatomía de cada hombre y que incluso permiten el llevar ropa ajustada pues son imperceptibles.

No bloquean el riego sanguíneo.- El diseño preciso de la Pinza urinaria logra la presión selectiva exacta sobre la uretra, dejando libre la circulación en el resto de áreas del pene.

Las pinzas urinarias son una magnífica alternativa para tratar el problema de la incontinencia urinaria en hombres, por lo que cada vez son más recomendadas por especialistas para tratar este problema de salud, independientemente de su etiología.