12 trucos psicológicos para agradar a la gente al instante

Sigue siendo un enigma el por qué algunas personas nos agradan ni bien las conocemos y otras no. Las explicaciones son muchas y variadas y tienen que ver con cosas tan diversas como su tono de voz, la forma en que sonríen, como visten o incluso a quien nos recuerdan.

Aunque no es fácil predecir si al conocer a una persona le agradaremos o no, la ciencia ha logrado decodificar algunos comportamientos y atajos que podemos emplear para causar una buena impresión en las personas y lograr agradarles. ¿Te interesan estos trucos psicológicos para gustarle a la gente? Si es así sigue leyendo.

12 trucos psicológicos para agradar a la gente al instante

1. Estar cerca

Este truco se conoce como “Simplemente estar cerca”. En otras palabras, las personas tienden a gustar de otras personas que están en su entorno cercano.

El experimento que hicieron los psicólogos fue este: Hicieron que algunas estudiantes asistan a una clase varias veces. Luego mostraron sus fotos a otros estudiantes, y estos demostraron mayor afinidad (o preferencia) por las estudiantes que habían visto más frecuentemente, incluso si nunca habían hablado con ellas.

En conclusión: Si deseas agradar a alguien, haz que te vea con cierta frecuencia antes de acercarte.

2. El efecto espejo

El éxito de este truco consiste en hacerlo de una manera muy disimulada y sutil. Consiste en imitar el comportamiento de la persona que tenemos al frente:

  • Imitando sus gestos corporales
  • Imitando su expresión facial
  • Imitando su postura

Esto ya se conocía desde hace años cuando investigadores de la Universidad de Nueva York mencionaron el “Efecto camaleón”, en el cual, la gente imita de forma inconsciente el comportamiento de otros. Estos investigadores encontraron que esto creaba un vínculo instantáneo.

Pero volvemos a mencionarlo, el secreto está en hacerlo de forma disimulada, sin exagerar, de lo contrario puede parecer una burla y no queremos eso.

3. Habla bien de otras personas

Los adjetivos y las palabras con las que describes a otras personas, delante de terceros, se asocian con tu propia forma de ser. Te explico: si hablas bien y describes amablemente a Juan, delante de Silvia, Silvia asociará esas palabras amables con tu propia forma de ser.

En psicología esto se conoce como “Transferencia espontánea de rasgos”.

En conclusión, si quieres que una persona tenga un buen concepto de ti, habla delante de esa persona, con palabras amables sobre otras personas.

4. Se imperfecto de vez en cuando

Esto ya se sabe: nadie tolera a los “perfectos” y menos a quienes pretenden serlo. Le agradarás más a la gente si cometes algún error de vez en cuando, siempre y cuando, sepan que eres una persona competente.

Esto se explica por que al cometer un pequeño error, te ves vulnerable y humano siempre y cuando hayas demostrado no ser un incapaz.

En un experimento se demuestra esto: un grupo de personas resolvió bien una serie de retos, pero al final derramaron algo de café. Estas personas les agradaron más a un jurado, que quienes resolvieron bien los retos pero no derramaron su café, o quienes no resolvieron bien los retos ni derramaron su café.

Así que ya sabes, demuestra lo bueno que eres en algo y luego comete un “errorcito”.

5. Demuestra emociones positivas

Esto se llama en psicología “Contagio emocional” y tiene que ver con el “efecto espejo”. Te explico, la gente tiende a imitar la postura facial y corporal de las personas cercanas, y si esas expresiones son de felicidad, la gente comenzará a sentir felicidad genuinamente.

Esto podría resumirse en tratar de transmitir emociones positivas mediante expresiones de felicidad en tu rostro o mediante tu lenguaje corporal: Sonríe y ten una postura relajada.

6. Calidez y éxito

Los psicólogos han demostrado que quienes se muestran amables y cálidos y luego de eso, se muestran competentes y exitosos, son inmediatamente aceptados y bien valorados por los demás.

Entonces, debes ser amable y cálido en tu trato y luego demostrar que eres bueno en algún campo, ya sea profesional o académico. Esta combinación es increíblemente poderosa para agradar a la gente.

7. Resalta las cosas en común (incluso si no son virtudes)

Los psicólogos saben que la gente se siente más atraída hacia quienes perciben como similares o parecidos. Esto se conoce como el efecto de “Atracción por similitud”.

Lo más curioso de todo es que incluso quienes tienen defectos, les agradan a otras personas que tienen defectos parecidos. ¿Qué te parece?

8. Demuestra sentido del humor

Un estudio de la Universidad de Illinois en Estados Unidos demostró que el sentido del humor es clave para ganarnos el aprecio y el agrado de una persona que recién conocemos.

No se trata de contar un chiste. Basta con soltar un comentario divertido en el momento oportuno y verás un efecto increíble en lo demás.

9. Cuenta un pequeño secreto

Contar a otros cosas personales inofensivas, es una de las técnicas más poderosas para agradar.

Por ejemplo, puedes contar una anécdota graciosa que te sucedió o sobre algo que te asustó. También funcionan bien anécdotas sobre tu niñez.

10. Un toquecito hace la diferencia

A esto se le llama en psicología el “Toque subliminal”. Básicamente consiste en tocar, muy suave y rápidamente a una persona en el brazo, la espalda o el hombro, al saludarlo o durante una plática. Esto logra que esa persona sienta confianza hacia nosotros y “tiende un puente”. En otras palabras, le comenzaremos a agradar.

Ojo, este toque debe ser muy ligero y sutil. Tocar durante mucho tiempo o con mucha fuerza a alguien, en especial si es una persona que recién conocemos, puede ser percibido como algo invasivo o hasta agresivo, logrando justamente lo opuesto a lo que buscamos, que es agradar.

11. Sonríe

Un estudio de la Universidad de Wyoming en Estados Unidos, 100 estudiantes evaluaron cuatro fotos de una mujer, en una foto, ella sonreía en una postura corporal cerrada, en otra sonreía en una postura corporal abierta y en las otras dos no sonreía.

Las estudiantes que vieron las fotos en las que la mujer sonreía, le dieron un puntaje alto, sin importar la postura corporal.

Otro estudio demostró que quienes sonríen cuando recién conocen a alguien, son mejor recordados por esa persona.

Así que ya sabes, sonríe más.

12. Mira a la gente, como esta quiere ser vista

A la gente le gusta que se le perciba como ellos mismos se perciben. ¡Incluso si se perciben con defectos!

A este efecto se le conoce como la “Auto verificación”.

Las personas que se perciben positivamente, gustan de personas que piensan positivamente de ellas. Por otro lado, las personas que se perciben negativamente, aunque no lo creas, gustan de personas que tienen una visión crítica de ellas.